lunes, 2 de mayo de 2011

Después del fin


Borges y Sabato.
Ricardo me envió un mensaje el sábado con la noticia de que Sabato había muerto y sólo me puse a recordar aquellos primeros años de la universidad en los que nos pasábamos, emocionados, cada libro nuevo que íbamos descubriendo de él. Han transcurrido muchos años desde entonces y transcurrieron también muchos años desde que Sabato, quizá presintiendo su muerte, escribió Antes del fin en 1999. "Voy a llorar cuando ese viejito se muera", le dije a Ricardo un día... Nos gustaba ver aquella foto en la que se le veía con Borges en un café de Buenos Aires. Y hay una frase suya que siempre citamos: "El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria".
Votar esta anotación en Bitácoras.com