jueves, 5 de noviembre de 2009

El Médicis para Danny Laferrière



Creo que fue en junio cuando en un chat Felipe Bello me habló de Danny Laferrière, un escritor canadiense del que él había leído un par de libros y sobre cuya figura trabajaría en un documental (específicamente como director artístico) en los días siguientes en Haití, el país natal del escritor. Muchos días después, Felipe me enviaría los enlaces con toda la información relacionada con el documental (ver bajo la nota), incluyendo los títulos de las ediciones en español de dos de sus novelas: Cómo hacer el amor con un negro sin cansarse (Ediciones Destino, 1997) y ¿Esta granada en manos del joven negro es un arma o una fruta? (El Cobre Ediciones, 2004). Confieso que hasta ahora no he leído ninguna de esas novelas con títulos tan llamativos ni he visto el documental en el que trabajó Felipe, pero leyendo hoy El País me encuentro con esta nota: Danny Laferrière gana el premio Médicis; así que no habrá que aplazar más ni una cosa ni la otra. Leamos la nota:
El escritor canadiense de origen haitiano Danny Laferrière se ha alzado con el premio literario Médicis 2009, el más importante de toda Francia, por su obra L'énigme du retour. Laferrière cuenta en ella la dolorosa experiencia de repatriar el cuerpo de su padre, al que no había visto en 30 años, desde que el exilio le alejó de su Haití natal.


La novela es también el relato desgarrador del reencuentro de un hombre -que reparte su vida entre Montreal y Miami- con los suyos y con un país en el que se siente un extranjero, un Haití que abandonó de la noche a la mañana tras el asesinato de su amigo periodista Gasner Raymond, y ante el temor de estar también en una lista negra.

El jurado consensuó otorgar el premio a Laferrière, cuyo verdadero nombre es Windsor Kléber, en la primera vuelta de la votación, en la que se apuntó cuatro votos frente a una papeleta que fue a parar a Justine Lévy por Mauvaise fille, y a otra que se llevó Alain Blottière por Le Tombeau de Tommy.

Nacido en Puerto Príncipe en 1953, Laferrière entendió lo que significaba el exilio desde que su padre, alcalde de Puerto Príncipe y secretario de Estado de Comercio, abandonó el país durante al dictadura de François Duvalier. A partir de los 4 años, el escritor se educó con su abuela, quien inspiró la novela L'odeur du café (2001) y terminó convirtiéndose en periodista, profesión que le llevó a trabajar para Radio Haití y Le Petit Samedi Soir. Fue entonces, en 1976, cuando las milicias privadas del presidente haitinano, conocidas como Tonton Macoute, asesinaron a su amigo Raymond y Laferrière partió hacia Canadá, una experiencia que recogería en Le cri des oiseaux fous. Allí trabajó en diferentes fábricas hasta que en 1985 publicó Comment faire l'amour avec un nègre sans se fatiguer, que llegaría después al cine de la mano de Jacques Benoît.

Le seguirían otras obras como Éroshima, Cette grenade dans la main du jeune Nègre est-elle une arme ou un fruit?, Pays sans chapeau o La Chair du maître, además de la película Le goût des jeunes filles, de la que fue guionista, o el film Comment conquérir l'Amerique en une nuit, que el mismo dirigió.

Tras el premio de la Academia, que recayó en Pierre Michon, el Goncourt, que fue parar a Marie Ndiaye y el Renaudot, que se atribuyó Frédéric Beigbeder, Lafferrière se hizo con el cuarto galardón de la maratón de reconocimientos literarios de Francia, que concluirá el próximo lunes con el fallo del Femina.


Sitio web del documental
Más sobre el documental
Votar esta anotación en Bitácoras.com